Free Shipping

On Orders over $99

easy returns

Secure Payment

shop more, spend less

CODE: MORE- 45% DISCOUNT ON ORDERS OVER $45

LA BODA DE LUIS ALONSO

12,00

Transcripción para Marimba del famoso Intermedio de LA BODA DE LUIS ALONSO, de Gerónimo Giménez

La zarzuela es una de las manifestaciones artístico-culturales más insignes del ámbito de tradición hispana. Sus orígenes se remontan al siglo XVII, con las representaciones en el pabellón de caza del Palacio de la Zarzuela (así llamado por el gran número de zarzas que lo rodeaban), en tiempos de Felipe IV. En las postrimerías del Siglo de Oro, literatos de la talla de Lope de Vega, y especialmente Calderón de la Barca, comenzaron a cultivar este género, por aquel entonces zarzuela barroca, musicada por compositores como Juan Hidalgo.
Con el advenimiento de los Borbones en el s. XVIII la zarzuela prácticamente se ve abocada a la desaparición, ya que estas nuevas élites, de educación afrancesada, preferían importar la ópera italiana en detrimento de la zarzuela, inaugurando un proceso de minusvaloración artística de lo autóctono que, con algunas resistencias en ciertos períodos históricos, llega a nuestros días.
A mediados del s. XIX la zarzuela resurge con fuerza, creándose, a grandes rasgos, dos tendencias. La que reproduce las técnicas compositivas italianas pero en lengua española y con argumentos adaptados a la realidad de la nación (Roger de Flor y Margarita la Tornera de Ruperto Chapí; Guzmán el Bueno, Los Amantes de Teruel y La Dolores de Tomás Bretón), y la que prepondera su simbiosis con elementos populares en música, danza y libreto. La pugna entre operófilos y zarzuelistas se resolvió rápidamente en favor de los segundos, ya que la zarzuela gozaba de mucha mayor popularidad en la España de la época.
Tras la Revolución de 1868, la profunda crisis económica hizo prohibitivo el acceso a la zarzuela para las clases populares, por lo que, en aras de abaratar los costes, se comenzó a realizar zarzuelas más cortas (una hora) bautizadas como “género chico”. Esta denominación no refiere disminución de la calidad artística, sino tan solo de duración. Ejemplos de este concilio entre brevedad y valía musical son zarzuelas como La Revoltosa (Chapí), La Verbena de la Paloma (Bretón), Gigantes y Cabezudos (Caballero), La Gran Vía (Chueca y Valverde), Agua, azucarillos y aguardiente (Chueca), El tambor de granaderos (Chapí), El Baile de Luis Alonso (G. Giménez), o el presente arreglo: La Boda de Luis Alonso (Gerónimo Giménez).
Dentro del género chico, La Boda de Luis Alonso pertenece al subgénero del sainete lírico, de carácter jocoso y costumbrista. Análogamente a la música docta del Segundo Siglo de Oro (la generación de Isaac Albéniz, Manuel de Falla, Enrique Granados, Joaquín Turina o Joaquín Rodrigo), el discurso armónico, melódico y rítmico se articula sincretizando los elementos populares españoles (con preponderancia de las resonancias flamencas) con los principios operatorios de la música académica. Así pues, pese a la ya referida subestimación que aqueja este género, estamos ante una de las manifestaciones culturales más singulares de la hispanofonía, y muy especialmente este celebérrimo Intermedio de La Boda de Luis Alonso, ampliamente interpretado por todo el globo, y cuyo desafiante arreglo para marimba trata de ser un reivindicador homenaje.

SKU: S-01021 Categoría:

Transcripción para Marimba del famoso Intermedio de LA BODA DE LUIS ALONSO, de Gerónimo Giménez

La zarzuela es una de las manifestaciones artístico-culturales más insignes del ámbito de tradición hispana. Sus orígenes se remontan al siglo XVII, con las representaciones en el pabellón de caza del Palacio de la Zarzuela (así llamado por el gran número de zarzas que lo rodeaban), en tiempos de Felipe IV. En las postrimerías del Siglo de Oro, literatos de la talla de Lope de Vega, y especialmente Calderón de la Barca, comenzaron a cultivar este género, por aquel entonces zarzuela barroca, musicada por compositores como Juan Hidalgo.
Con el advenimiento de los Borbones en el s. XVIII la zarzuela prácticamente se ve abocada a la desaparición, ya que estas nuevas élites, de educación afrancesada, preferían importar la ópera italiana en detrimento de la zarzuela, inaugurando un proceso de minusvaloración artística de lo autóctono que, con algunas resistencias en ciertos períodos históricos, llega a nuestros días.
A mediados del s. XIX la zarzuela resurge con fuerza, creándose, a grandes rasgos, dos tendencias. La que reproduce las técnicas compositivas italianas pero en lengua española y con argumentos adaptados a la realidad de la nación (Roger de Flor y Margarita la Tornera de Ruperto Chapí; Guzmán el Bueno, Los Amantes de Teruel y La Dolores de Tomás Bretón), y la que prepondera su simbiosis con elementos populares en música, danza y libreto. La pugna entre operófilos y zarzuelistas se resolvió rápidamente en favor de los segundos, ya que la zarzuela gozaba de mucha mayor popularidad en la España de la época.
Tras la Revolución de 1868, la profunda crisis económica hizo prohibitivo el acceso a la zarzuela para las clases populares, por lo que, en aras de abaratar los costes, se comenzó a realizar zarzuelas más cortas (una hora) bautizadas como “género chico”. Esta denominación no refiere disminución de la calidad artística, sino tan solo de duración. Ejemplos de este concilio entre brevedad y valía musical son zarzuelas como La Revoltosa (Chapí), La Verbena de la Paloma (Bretón), Gigantes y Cabezudos (Caballero), La Gran Vía (Chueca y Valverde), Agua, azucarillos y aguardiente (Chueca), El tambor de granaderos (Chapí), El Baile de Luis Alonso (G. Giménez), o el presente arreglo: La Boda de Luis Alonso (Gerónimo Giménez).
Dentro del género chico, La Boda de Luis Alonso pertenece al subgénero del sainete lírico, de carácter jocoso y costumbrista. Análogamente a la música docta del Segundo Siglo de Oro (la generación de Isaac Albéniz, Manuel de Falla, Enrique Granados, Joaquín Turina o Joaquín Rodrigo), el discurso armónico, melódico y rítmico se articula sincretizando los elementos populares españoles (con preponderancia de las resonancias flamencas) con los principios operatorios de la música académica. Así pues, pese a la ya referida subestimación que aqueja este género, estamos ante una de las manifestaciones culturales más singulares de la hispanofonía, y muy especialmente este celebérrimo Intermedio de La Boda de Luis Alonso, ampliamente interpretado por todo el globo, y cuyo desafiante arreglo para marimba trata de ser un reivindicador homenaje.

Marca

Blanco Cordero, Pablo

Nace en Vigo, en 1995. Comienza sus estudios musicales a los 5 años en la Escuela Municipal de Música de Vigo, pasando posteriormente a cursar el Grado Elemental y Profesional en el Conservatorio Profesional de Música de Vigo con el maestro David Rodríguez García, donde remata con las máximas calificaciones y obtiene el Premio Extraordinario Fin de Grado Profesional. En 2020 remata el Grado Superior con matrícula de honor en el Conservatorio Superior de Música de Vigo con el catedrático Carlos Castro Roig. En el año 2006 obtiene el primer premio en el “III concurso de Jóvenes intérpretes de Vigo”, en 2010 el premio “David Russel para jóvenes talentos”, en 2014 protagoniza el recital de percusión dentro del ciclo “Son futuras promesas”, organizado por la Orquesta Sinfónica de Galicia, y en 2020 obtiene el Premio a la Excelencia Musical Mans Futuro (XV edición), concedido por la Consellería de Educación de la Xunta de Galicia. Asistió a clases y cursos de perfeccionamiento con Pius Cheung, Nick Woud, Pedro Carneiro, Mark Braafhart, Jeff Davies, Nuno Aroso, Rafael Gálvez, César Peris, Simone Rebello, Joan Pons, Paulo Silva, Ignacio Molins Bosch, entre otros. Fue miembro de la Orquesta Clásica de Vigo, Orquesta Joven Vigo 430, Orquesta Vigo 430, Orquesta Joven de la Sinfónica de Galicia (desde 2013 hasta 2016, donde recibe clases con Alejandro Sanz, José Belmonte y José A. Trigueros), y Joven Orquesta Nacional de España (2016). Desde el año 2014 también realiza diversos programas con la Orquesta Sinfónica de Galicia, destacando la gira por los Emiratos Árabes Unidos (2016), así como la grabación del disco “Torre de Breoghán” con Luar na Lubre (2014). Actuó bajo la dirección de batutas como la de Dima Slobodeniouk, James Ross, Victor Pablo Pérez, Vicente Alberola, Diego García Rodríguez, Pietro Rizzo, Rubén Gimeno, Andrés Salado, etc. Realiza el Curso de Especialización Instrumental (2013-14) en la Escuela de Altos Estudios Musicales de la Real Filharmonía de Galicia con José Vicente Faus. Además de su formación clásica, participa en el mundo de la televisión con el grupo de percusión Abmiram Quartet, siendo semifinalista en el programa Got Talent España (Telecinco), y siendo invitado para diversas actuaciones en el Luar (Televisión de Galicia), así como en el Veo Veo de Teresa Rabal (TVE) como solista, y teloneando a Celtas Cortos en Medina del Campo con su grupo de rock Lazy Lady. Actualmente compagina su actividad compositiva y arreglista (publicada en la editorial GTE Música y en su canal de YouTube) con su plaza como percusionista en la Banda de Música de la IGE en Barcelona.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “LA BODA DE LUIS ALONSO”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Free Next Day Delivery

7 days/week

14 years of experience

over 400000 customers

100% secure checkout

over 400000 customers

Genuine local stock

verified sources